rappel
12 Nov 2020

¿Qué es un rappel, cómo facturarlo y contabilizarlo en mi pyme?

El rappel es una fórmula muy común en las empresas, ya que permite hacer descuentos en función del volumen de compra. Son una buena alternativa si queremos fidelizar a clientes o captar a nuevos. Sin embargo, estas operaciones deben facturarse y contabilizarse correctamente.

Rappel en pequeñas y medianas empresas

Un rappel es un descuento aplicado una factura por volumen de venta. Dependiendo del volumen de compra de un cliente, se le realiza un descuento en la factura. Estos descuentos pueden ofrecerse por las empresas con el objetivo de captación o fidelización de clientes, y se realizan durante un determinado período de tiempo. También pueden ser los clientes los que lo soliciten a la empresa.

Por otro lado, se realiza para alcanzar un determinado nivel de compras o pedidos, es decir, si queremos vender una gran cantidad de producto para alcanzar ciertos niveles de ventas.

 ¿Cuándo y cómo se aplica?

Se trata de premiar a los clientes y agradecerles si sus compras son elevadas en volumen y cantidad. Generalmente el descuento se aplica en forma de cantidad neta o bien en porcentaje.

Si queremos tener un mayor control sobre este descuento, es preferible tenerlo predefinido en función de las cantidades de facturación o de compra. Por ejemplo, para aquellos clientes que compren a partir de 1.000 euros, se le ofrecería un 5% de descuento, o bien descontar 0,25€ por unidad.

A continuación, diferenciamos dos tipos de rappel:

  • Rappel sobre ventas: se trata del descuento que realizaremos a nuestros clientes en función de lo que nos ha comprado.
  • Rappel sobre compras: también existe la posibilidad de que a nosotros como empresas nos hagan descuento. Cuando hacemos una compra a un proveedor y nos están haciendo un descuento en función del volumen que hayamos comprado.

Los descuentos aparecen en la propia factura, donde se deducen del importe bruto de la factura. Los impuestos y retenciones que procedan se aplicarán sobre el nuevo importe bruto ya reducido.

Sin embargo, aunque el rappel puede beneficiarnos, antes de establecer sus parámetros, es importante valorar qué repercusiones puede tener en el balance de nuestro negocio, por lo que hacerlo junto al responsable de contabilidad o junto a una asesoría es imprescindible para tener presente las cuentas de la empresa.

dejar un comentario

(*) requeridos

Captcha *